close

Iván Simonovis: Si me ubicaban, mi final iba a ser igual que el de Óscar Pérez

«Si el régimen me hubiera ubicado antes de salir del país, yo no habría sobrevivido, mi final iba a ser exactamente el mismo que el que tuvo Óscar Pérez”, afirmó el comisario Iván Simonovis, jefe de Seguridad e Inteligencia del gobierno interino de Juan Guaidó.

A su juicio, esta fue una de las razones por las que funcionarios de la cúpula gobernante no emitieron declaraciones luego de que escapara de la detención de casa por cárcel ante la mirada atónita del recién reenganchado director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Gustavo González López, quien el 12 de abril le había mandado a colocar un segundo grillete electrónico.

Después de 14 años, 5 meses y 24 días de estar bajo el poder del régimen chavista, el 16 de mayo Simonovis logró dejar atrás lo que recuerda como “una experiencia larga, inacabable y dura”, que le enseñó a valorar mucho más la vida.

El comisario de 59 años de edad, uno de los primeros presos políticos del chavismo, conocido como el “prisionero rojo”, fue detenido el 22 de noviembre de 2004 en el Aeropuerto Internacional La Chinita, en Maracaibo, por los hechos violentos que ocurrieron en Puente Llaguno el 11 de abril de 2002, cuando ejercía como jefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Metropolitana de Caracas.

Durante la gestión del fallecido presidente Hugo Chávez, el criminalista y consultor penal pasó 8 años y 3 meses en el Helicoide, sede de la policía política, donde solo recibió 33 días de sol.

Relató que en esa época tuvo que viajar durante 3 años y 4 meses a Maracay, donde se llevaba a cabo su juicio, el cual terminó con una condena de 30 años de prisión: “Me tocaba recorrer 100 kilómetros de ida y 100 kilómetros de vuelta. Cuando tú sumas la cantidad de kilómetros que yo tuve que recorrer esposado en una patrulla, eso representa una distancia de casi 40 mil kilómetros, la misma distancia que tiene la tierra por el Ecuador”.

En 2013 pasó a las manos de Nicolás Maduro, que lo envió a la cárcel militar de Ramo Verde el 21 de febrero de ese año, tras presentar graves problemas de salud, y le otorgó el beneficio de arresto domiciliario en septiembre de 2014. Sin embargo, el ex preso político indicó que su situación no cambió, dado que ambos gobernantes tienen “la misma forma macabra de gerenciar”.

Etiquetas: , , ,

No Comments

Leave a reply

Post your comment
Enter your name
Your e-mail address

Story Page